Recomendaciones

ATENCIÓN A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Este documento no es una ley ni una lista obligatoria de normas. Se trata de una simple serie de pautas que pretenden garantizar la transparencia respecto a Valcárcel Recuperado, facilitando el entendimiento entre las personas que forman parte del proyecto y los profesionales de la comunicación que deseen ofrecer una cobertura veraz de lo que acontece en el edificio. Se intentará atender a las demandas de la manera más eficaz posible, siempre que no se pongan en peligro la seguridad, la imagen y la intimidad de ninguna persona.

1. Se atenderá a los medios presencialmente en horario de 11 a 13.30 y de 17 a 19 horas. El contacto será a través de valcarcelrecuperadocadiz@yahoo.es . Aclarar que esto es sólo un horario de atención. Se intentará cubrir en la medida de lo posible con el fin de compaginar el trabajo de los distintos grupos, las labores de limpieza y acondicionamiento (o el tiempo destinado a la organización de talleres y demás actividades), con la deseada cobertura informativa por parte de los profesionales de los medios.

2. En este sentido y si el periodista no se siente lo suficientemente atendido por las personas que se encuentran participando en el lugar en un momento determinado, puede contactar vía telefónica o vía mail con miembros del Grupo de Comunicación. Aún así, y puesto que es un espacio abierto a todos, la responsabilidad de las opiniones vertidas será atribuida a aquellos que las expresen a título personal.

3. Al margen de posibilitar la mejor atención posible en base a este periodo, recordar que las asambleas populares celebradas a partir de las 20:00 horas, así como los debates, talleres y actividades realizadas en general por los grupos de trabajo están abiertas a la participación ciudadana y la a la libre cobertura informativa, siempre que se respete la voluntad de las personas que comuniquen su deseo individual de que esto no sea así.

4. Se sugiere a los profesionales de los medios que vayan acompañados por personas que conozcan el estado del inmueble durante su visita a Valcárcel para evitar el tránsito por zonas que actualmente puedan no reunir características adecuadas de accesibilidad, como elementos cortantes o cuestiones relativas a la higiene.

5. Se ruega a los reporteros gráficos y audiovisuales que no tomen imágenes en contra de la voluntad de las personas que están trabajando. Se pide respeto a la decisión personal de cada uno de los presentes a no ser grabado o fotografiado.

6. Si se trata de fotografiar o grabar parte del edificio, es aconsejable que periodista lo haga acompañado por personal técnico y en las zonas habilitadas para ello. Valcárcel Recuperado facilitará material gráfico de las zonas que están en fase de desescombro y limpieza a los medios que lo soliciten o cuando se considere oportuno.

Se ruega la comprensión entre las personas que se encuentran en el edificio y los profesionales que desean hacer su trabajo. El objetivo de esta serie de medidas, acordadas y consensuadas en asamblea, es proteger el derecho a la intimidad, la imagen y la decisión personal de no ser grabado o fotografiado, sin que esto vaya en detrimento del derecho de los profesionales de la comunicación a ejercer su profesión con veracidad.

Es importante fomentar la transparencia y participación de este movimiento, que no le cierra las puertas a nadie ya que nada tiene que esconder.

Gracias.

El grupo de Comunicación, Cádiz, junio 2011.

Anuncios

Una respuesta a “Recomendaciones

  1. Creo que es un gran error asimilar a los profesionales de los medios con los medios para los que trabajan. Los medios información responden a estrategias políticas y económicas definidas, no por su corresponsales, sino por sus propietarios, que por supuesto, no son transparentes para la ciudadanía ni tampoco lo pretenden. Agustín García Calvo los llama “medios de formación de masas”, indicando con ello que su función es, antes que informar, formar opinión. Si no se valora esta diferenciación, podemos convertir nuestra transparencia en una especie de aceptación/sumision de la videovigilancia mediática, en la que diversos mass-media se arroguen el derecho a fiscalizar cada uno de nuestros gestos en función de sus propios intereses, en una lógica parecida a la del programa Gran Hermano. En una asamblea la gente ha de tener el derecho a decir lo que le dé la gana sin mayores coacciones que las propias de la dinámica asamblearia. Imaginemos una posibilidad sencilla: alguien propone, por ejemplo, una acción de protesta consistente en la expropiación simbólica de un hipermercado durante una manifestación de repulsa a la especulación con los productos de primera necesidad. La propuesta es rechazada tras ser discutida por la asamblea. Pero al día siguiente el Diario de Cádiz publica en primera plana “La asamblea de Valcárcel discute el asalto masivo a centros comerciales”. ¿De qué mecanismos se dota la asamblea para hacer frente a los informadores “no veraces”?. Ignorar la capacidad de manipulación del medio es un grave error político.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s