¿Qué es Valcárcel Recuperado?

Desde que el pasado 18 de junio de 2011 nuestro querido edificio Valcárcel fue recuperado cívica y pacíficamentemente para rescatarlo del lamentable estado de abandono, olvido y dejadez en el que se encontraba debido a la negligencia de sus responsables, el emblemático edificio del siglo XVIII se ha transformado en un lugar de encuentro, cultura y actividades incesantes por parte de gentes de todas las edades. Talleres, cursos, educación, carnaval, deportes, teatro, música, idiomas, locales de ensayo, cine, bailes, colectivos, conciertos, artesanía, asociaciones… decenas de iniciativas populares tienen ya cabida en un proyecto inclusivo, desligado de organizaciones políticas, que desea otorgar todo el protagonismo a la sociedad civil gaditana, a sus propuestas, a sus inquietudes y a sus necesidades.

Pero en Valcárcel Recuperado se está gestando mucho más que ocio y cultura. Un grupo cada vez más nutrido de ciudadanas y ciudadanos se reúnen, se encuentran, hablan y debaten, piensan en común sobre la ciudad y sus problemas, sobre los tiempos extraños en que nos toca vivir y en cómo podríamos, de forma asamblearia y común, comenzar a poner en marcha otras maneras de entender el mundo y de autogestionarnos nuestro vivir: ecología, pacifismo, democracia directa, concienciación ciudadana, feminismo, desobediencia pacífica, economías alternativas, consumo responsable, cultura libre, autoempleo, intercambio de saberes… Frente a la usurpación de nuestros derechos y nuestras vidas que las gentes estamos sufriendo, desde Valcárcel Recuperado creemos en la inteligencia colectiva y en la unión de sinergias para propiciar la búsqueda de respuestas comunes ante el estado actual de las cosas y la construcción de otros modelos de vivirnos y de relacionarnos.

Por otro lado, las tareas de limpieza y adecuación del edificio, catalogado como Bien de Interés Cultural (B.I.C.), se mantienen firmes gracias al ilusionado e ilusionante trabajo de decenas de personas voluntarias, las donaciones de materiales y algunas monedas por parte de pequeñas empresas y particulares y la siempre atenta supervisión del equipo técnico-jurídico del colectivo, formado por abogados, arquitectos, peritos y restauradores. El cuidado de nuestro querido edificio, singular patrimonio de nuestra historia (y de la pequeña historia de cada gaditan@ que lo ha habitado) ha sido desde el primer momento, y sigue siendo, prioridad básica en todas las actuaciones de Valcárcel Recuperado.

Después de haber sido horfanato, manicomio, colegio, internado o instituto, el sólido y hermoso (y enorme) edificio que construyera el arquitecto Torcuato Cayón, vuelve a recuperar, tras una larga década de ignominia y de abandono, la vida que nunca debió perder.

Puedes hacer un pequeño repaso por la historia del edificio aquí o aquí. Y, como exótica curiosidad, puedes leer aquí las leyendas de fantasmas que sobre él se susurran ;-).

Por último, aquí puedes ver un pequeño fotomontaje sobre los primeros trabajos de recuperación y limpieza (y asambleas) que se hicieron dentro del edificio. Y aquí algunas noticias  de las que aparecieron en los primeros días de actividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s